Cómo cortar las hojas del aloe vera

aloe vera

Pocas plantas contienen tantas propiedades como esta. Un must en cualquier hogar con tintes exuberantes cuya recompensa final supone aprovechar su gel interno. Pero claro, antes tendremos que enseñarte cómo cortar aloe vera. ¡Te contamos paso a paso!

Cortar las hojas de tu planta de aloe vera requiere, como principal requisito, hacerlo con un cuchillo afilado que no esté oxidado. 

¿Por qué cortar las hojas de aloe vera?

La primera influencer en cosmética fue Cleopatra, aunque no lo creáis. La famosa faraona empleaba gel de aloe vera para tratar su piel y mantenerla brillante, sello insignia de su legendaria belleza. De esta forma, no es de extrañar que a lo largo de la historia sean numerosos los expertos que han insistido en los muchos beneficios que ofrece el gel interno de la también conocida como sábila o acíbar, perteneciente a la familia Asphodelaceae. 

La navaja suiza de las plantas crece en diferentes lugares áridos del mundo como nuestras queridas islas Canarias, además de diferentes países árabes y caribeños. Una salvadora errante que durante los últimos años se ha convertido en una de nuestra plantas decorativas predilectas gracias a sus tallos afilados y encanto exuberante, especialmente cuando hablamos de mejores plantas para el dormitorio.

Sin embargo, más allá de su apariencia, la aloe vera es también bella por dentro, especialmente cuando hablamos de todos los beneficios que aporta su gel interno.

Además de ser el mejor aliado para aliviar quemaduras de la piel a causa del sol, su extracto nutre e hidrata, además de ayudar a limpiar y regenerar la piel.

Genialidades que podemos extraer de nuestra propia planta siempre que sepamos todos los cuidados del aloe vera y, por supuesto, cómo cortar sus hojas.

¿Cómo cortar las hojas de aloe vera? 

Si temes por la vida de tu planta, ¡no te preocupes! Cortar las hojas del aloe vera no solo nos permite extraer su gel, sino que también ayuda a alargar su vida. Con cada corte, la misma se fortalece mientras nosotros podemos aprovechar una hoja cortada en cuyo hueco volverá a nacer otra con el tiempo. Pero eso sí, debemos hacer un buen corte. Y estos son los mejores pasos armada con un cuchillo bien afilado y, muy importante, ¡que no esté oxidado!

1. El corte debe ser rápido, con un “tajo” limpio. 

2. Procura cortar aquellas hojas que sean más inferiores y hacer el corte lo más cerca posible de la base de la planta, ya que estas hojas suelen ser las más viejas y las que contienen mayores beneficios. 

3. Cuchillo afilado y no oxidado. Check.

4. Ahora sí: ¡A cortar! Hazlo en transversal y por la parte central para así extraer el gel correctamente. 

5. Una vez cortada la hoja, debes envolverla en un papel transparente y guárdala en el congelador. Procura utilizarla en un plazo de cinco días, ya que de lo contrario perderá sus nutrientes.

VÍDEO
Agotado

Aloe

19,00 (IVA incluido)

Y ahora que ya sabes cómo cortar aloe vera sin dañar la planta, sé como Cleopatra y llévate a casa tu planta.

 

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!