Cómo transplantar un cactus y cuándo hacerlo

transplantar-cactus

Resistentes, sí, pero hasta cierto punto. Aunque estas sean plantas que requieren muy pocos cuidados, algunos sí que precisa. Por eso, hoy te vamos a explicar cómo trasplantar un cactus y cuándo hacerlo de la manera correcta.

¿Cuándo trasplantar un cactus?

Fundamentalmente hay tres situaciones en las que se hace evidente que hay que cambiar la planta de maceta. En primer lugar, cuando crece. Si ves que las raíces se ven a través de los agujeros de drenaje o que la parte superior del cactus se eleva demasiado sobre el borde de la maceta, ha llegado la hora del trasplante. También es necesario el trasplante del cactus cuando nacen hijuelos, ya que es la mejor forma de garantizar que crezcan sanos y fuertes.

¿Cómo se trasplanta un cactus?

El trasplante de un cactus es muy sencillo. Así que hazte con tus guantes gruesos de jardinería (sin ellos es muy poco probable que puedas manejar la planta) y sigue estos pasos uno a uno. Verás cómo tu planta cambia de maceta sin ningún problema.

Al trasplantar un cactus recuerda no colocar nunca un plato bajo la nueva maceta, ya que el agua encharcada puede dañarlo.

1. Suelta la tierra

Para extraer el cactus con facilidad sin generarle ningún tipo de daño, lo más importante es que sueltes bien la tierra con ayuda de alguna herramienta que no tenga filo. Esto ayudará a que la planta pueda salir de su antigua maceta sin ningún daño.

2. Saca la planta

Antes de replantar el cactus, retira con cuidado y suavidad la planta de la maceta intentando no romper ninguna de las raíces sanas. Después retira los restos de tierra antigua con los dedos (sin ser demasiado brusco) o con agua a muy poca presión.

3. Retira lo dañado

Si ves raíces que estén en mal estado, con hongos o plagas, lo mejor es que las podes. Además, así la planta crecerá más. También puedes usar algún fungicida en las zonas afectadas o dejar secar al sol la planta durante 3 o 4 días.

4. Prepara el sustrato

Esta es una de las partes más importantes del trasplante de un cactus. Aunque sea una planta de interior muy resistente, puede no sobrevivir con un mal sustrato.

Hazlo colocando en la base algún material drenante (como la grava) y dejando la parte superior con sustrato especial para cactus.

5. Incorpora el cactus

Deja un hueco en el centro del sustrato y coloca el cactus en ese lugar con mucho cuidado. Luego rellena el hueco que queda a su alrededor sin aplicar mucha presión hasta que la planta se mantenga erguida por sí misma.

¡Y ya lo tienes! Ahora que sabes cómo transplantar un cactus lo único que debes tener en cuenta, aparte de estos consejos, es no hacerlo justo después de haberlo regado para no dañar las raíces. ¿Has seguido estos consejos y te han servido? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!