Cuidados que necesita la planta Dracaena marginata

cuidados-dracaena

Elegante, longeva y poco exigente. Así el género Dracaena, y sus cuidados son tan sencillos como decorativo es el resultado con esas hojas tan espectaculares. Sigue leyendo y descubre cómo hacer que estas plantas tan llamativas luzcan todo su verdor para dar vida a tu hogar.

Hay más de 40 especies dentro de este género, por lo que los cuidados específicos pueden variar un poco para cada caso concreto. Obviamente, no necesitará la misma cantidad de luz y agua un arbusto de 50 centímetros que otros ejemplares que puedan llegar a tener una altura de varios metros. Sin embargo, en general todas las especies de Dracaena (que proviene de la palabra drakania, dragona en griego) precisan de estos básicos.

Temperatura cálida

Estas plantas son originarias de zonas tropicales de África, América y Asia.

Por tanto, les encanta el ambientes cálidos entre  20ºC y 25ºC, pues son perfectos para su desarrollo.

Aunque son resistentes y aguantan en zonas donde no tienen una temperatura óptima, si es verdad que sus hojas lucen mucho más verdes y llamativas si se cuida a la Marginata en este ambiente cálido.

Riego moderado

Intenta evitar que se encharque el sustrato, pero tampoco dejes que se seque completamente. La primera situación puede generar que las raíces se pudran, mientras que la segunda hace que las puntas de las hojas se vuelvan amarillas y secas.

Por otro lado, como le gustan los ambientes húmedos, quita cada poco tiempo el polvo de las hojitas y humedécelas rociando agua sobre su superficie un par de veces por semana.

Luminosidad 

Entre los principales cuidados de la Drácena marginata está, sin lugar a dudas, una gran iluminación. Sin embargo, mejor no uses estas plantas como decoración de tu hogar en un lugar donde les pueda dar el sol de forma directa, ya que puede dañar las hojas y su color.

Y recuerda, además, no ponerlas en una zona donde haya grandes corrientes de aire, ya que la sequedad que provocan no les sienta bien.

Trasplante y abono

Para tener la garantía de estar dando a tu planta todo lo que necesita, fíjate bien en sus raíces mientras está creciendo. Cuando estas asomen por los agujeritos de la maceta, ha llegado el momento de trasplantarla a una más grande. Si ya son ejemplares adultos y llevan mucho tiempo en su maceta, incorpora abono en el sustrato (que debe ser poroso) de vez en cuando para evitar la carencia de nutrientes. 

En resumen, los principales cuidados de la Dracaena son buena iluminación, temperatura cálida, un abono rico en nutrientes y un riego moderado. ¿A que no son tan complejos como creías? Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos también sepan cómo hacer que estas magníficas plantas se mantengan verdes, bonitas y saludables. 

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!