10 plantas de interior resistentes y fáciles de mantener

plantas-de-interior-resistentes

Por belleza, calidad del aire, sensación de vitalidad… Si te pones a pensar, hay cientos de razones por las que tener plantas de interior resistentes y fáciles de cuidar en casa es una excelente idea. Descubre las 10 que mejor se adaptan al interior de tu hogar sin necesidad de brindarles excesivos cuidados.

1. Sansevieria trifasciata laurentii (Sunset)

Estamos ante todo un clásico entre las plantas más fáciles de mantener. La Sansevieria se adapta perfectamente a cualquier espacio dentro de la casa, aunque prefiere zonas muy bien iluminadas. Sin embargo, puede aguantar sin problemas varias horas de sol directo al día y también espacios con escasa luminosidad. Hay que regarla muy poco, tan solo cuando la tierra se va quedando seca.

2. Dracaena deremensis Lemon Lime (Limoncello)

Es una planta de colores lima muy bonita (perfecta para decorar la casa) y, sobre todo, muy duradera.

Su lugar ideal en la casa sería en un espacio luminoso sin sol directo.

Es una planta de crecimiento relativamente lento, pero, siempre que se evite regarla de forma excesiva, nos va a acompañar durante muchos años.

3. Echinocactus grusonii (Barney)

Los cactus son un clásico para todos aquellos a los que les gustan las plantas de interior. Además, constituyen todo un must para quienes que no tienen muy buena mano con ellas. El Echinocactus es una planta simplemente a prueba de bombas. Se puede poner en cualquier rincón de la casa, aunque como los cactus proceden de zonas desérticas, siempre van a valorar espacios con mucha luminosidad sin importar que les dé el sol directo. 

Hay que regarlos con muy poca cantidad de agua y con una frecuencia muy baja. No debe de preocuparnos en exceso que la tierra esté seca ya que estas plantas están habituadas a pasar largas temporadas de sequía. A ello se suma que son capaces de almacenar grandes cantidades de agua en sus tallos o raíces.

4. Aspidistra elatior (Igor)

¿Dispones de un espacio con muy poca luz y no sabes qué planta podrías colocar allí sin que te dure dos telediarios? Pues no dudes en poner a una oreja de burro en tu espacio. Así es como se conoce popularmente a la Aspidistra elatior, una de las mejores opciones si quieres plantas de interior resistentes a la poca luz y que requieran de muy pocos cuidados. Hay que intentar regarla moderadamente cuando la tierra comience a secarse y bajo ningún concepto exponerla al sol directo ni a espacios muy luminosos, pues hacerlo podría acabar con ella en menos que canta un gallo.

5. Cycas revoluta (Revolutio)

Aunque por su aspecto lo pudiera parecer, esta planta no es una palmera, sino una cicadácea. Es tremendamente longeva y, bien cuidada, te puede llegar a jubilar. Tiene un crecimiento lento, pero es muy fácil de cuidar. Uno de los errores más comunes con la Cycas revoluta es el llamado “planchado solar”. Esto sucede porque mucha gente cree que estas plantas aguantan perfectamente el sol directo y las sitúan en lugares con mucha exposición al sol. 

Si bien es cierto que en principio son especies que pueden aguantar el sol, hay que ir exponiéndolas poco a poco al sol directo, dándole cada semana un par de horas más de sol para que puedan adaptarse al mismo. De no seguir esta indicación, las Cycas pueden presentar manchas amarillas en sus hojas, que es lo que conocemos como el irreversible “planchado solar”.

6. Sansevieria cilindrica (Mikado y Twister)

Otra de las especies pertenecientes a las Sansevierias y, por tanto, toda una garantía de fácil mantenimiento y cuidados. Aguantan cualquier tipo de luminosidad, pero hay que ir con mucho cuidado con el exceso de riego. En este tipo de plantas y en casi todas las demás, no es recomendable poner platos debajo de sus macetas. 

Esto se debe a que allí suele acumularse el agua sobrante, por lo que las raíces de la planta van a estar absorbiendo ese líquido acumulado constantemente y existe un riesgo muy alto de que se pudran las raíces (y posteriormente toda la planta).

7. Spathyfillum Wallisii (Primavera)

¿Buscas una planta de interior con flor y resistente, que te dure mucho en casa? Pues es hora de que conozcas al Spathyfillum. Es una planta con floración que puede durar todo el año. Le gustan las zonas iluminadas, aunque siempre sin sol directo. Aplica un riego moderado cuando vayas viendo que la tierra está seca. Teniendo en cuenta que tiene un crecimiento relativamente rápido, es necesario trasplantarla cada año a una maceta de un tamaño superior. Esto se debe a que sus raíces necesitan más espacio y tierra nueva, que, junto con el abonado, harán que tu Spathyfillum luzca espectacular.

8. Yucca elephantipes (Cancun)

Esta planta es una todoterreno. Puede aguantar en exterior o interior de nuestras casas sin problemas, aunque suele estar más a gusto en entornos bien iluminados (incluso aguantando varias horas de sol directo).

Es una planta con un crecimiento bastante rápido, por lo que le vendrá muy bien que la trasplantes a una maceta superior cada año.

9. Aloe vera (Eola)

Una de las plantas más conocidas y con mayor número de beneficios para la salud. Además de eso, es una de las plantas más sencillas de mantener.

Necesita muy poca agua, tolera casi cualquier tipo de luminosidad ya sea indirecta o directa y, además, aguanta muy bien en ambientes cálidos o como en aquellos algo más fríos. En resumen, es como tener una planta pero casi sin enterarnos de que la tenemos gracias a su gran facilidad de cuidado.

10. Epipremnum aureum o potho (iaia)

El potho es una planta tremendamente versátil, ya que como buena trepadora que es, puede crecer tanto en vertical (si le colocamos una guía o tutor) como hacia abajo como planta colgante. Tiene unos cuidados muy sencillos de riego (tan solo cuando el sustrato esté comenzando a secarse) y de luminosidad, ya que tolera cualquier espacio donde no le dé el sol directo. 

Tal vez el aspecto que más debemos de tener en cuenta es el trasplante a una maceta de mayor tamaño cada primavera. Esto es debido a que es una planta con un crecimiento muy rápido donde las raíces van a crecer mucho y se van a quedar sin espacio en la maceta para seguir creciendo.

Ahora que conoces 10 plantas de interior resistentes al calor que te recomendamos para tu hogar, ¿con cuál te quedas? Comparte este artículo en tus redes sociales y descubre cuál sería la favorita de tus amigos.

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!