Cuidados que necesita un poto para mantenerse sano y fuerte

poto-cuidados

Resistente, de un verde precioso, ¡y muy decorativa! Así es la planta de la que os hablamos hoy, el poto, cuyos cuidados son sencillos y con resultados muy llamativos. ¿Quieres saber más acerca de esta especie? Sigue leyendo y descubre por qué se convertirá en tu nueva favorita para decorar el salón.

Iluminación

Mucha luz… pero indirecta. Eso es lo que necesita el poto para crecer con las hojas lustrosas y verdes. Y si ves manchitas amarillas en algunas de sus hojas no te preocupes, es completamente normal y prueba de que la planta está sana. De hecho, si la planta está completamente verde sin un solo atisbo de amarillo, puede que necesite un poco más de iluminación.

Otro de los indicativos que te pueden dar a entender que a la planta le falta luz es que los tallos estén más largos de lo normal, más endebles y sin hojas. Esto sucede porque estas zonas de la planta están buscando la luz del sol.

Mucha luz indirecta, poco riego y un ambiente húmedo constituyen los perfectos cuidados de los potos de interior.

Riego

Menos es más. Sobre todo en lo que a cuidar potos se refiere. Los riegos deben ser moderados, y siempre será mejor quedarse escaso que pasarse. Espera a que el sustrato esté más o menos seco antes de volver a regar y, bajo ningún concepto, permitas que se formen charcos. 

Si ves que las hojas de la planta empiezan a amarillear demasiado e incluso alguna se cae, comienza a espaciar más los riegos. Así, además, evitarás que las raíces se dañen o puedan llegar a pudrirse.

Humedad

Entre los cuidados de los potos se encuentra, aunque sea una planta de interior, el mantenimiento de la humedad.

Si crees que está en un ambiente demasiado seco, puedes pulverizar agua sobre sus hojas un par de veces por semana. De esta manera conseguirás que las hojas crezcan más frondosas y a buen ritmo.

Abono

Gracias a su resistencia, esta planta no requerirá de grandes cuidados a este respecto. Con utilizar un poco de fertilizante líquido para plantas verdes en la época de crecimiento (que es en primavera y verano) es más que suficiente.

Y ahora que ya sabes todos los cuidados de un poto, ¿te animas a convertirla en tu nueva aliada para darle un toque natural a tu hogar? Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos también sepan cómo cuidar sus plantas. Seguro que, tanto ellas como ellos, ¡te lo agradecen!

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!