Cómo regar las plantas si te vas de vacaciones

como-regar-plantas-vacaciones

Por fin llega ese momento que tanto estábamos esperando… ¡Las merecidas vacaciones de verano! Apartamento en la playa reservado, protector solar metido en la maleta, e-mail de respuesta automática del trabajo activado… Pero, ¿qué hacemos con nuestras clorofílicas amigas? ¿Cómo regar las plantas en vacaciones? ¡No te preocupes! En este artículo te contamos algunos inventos y trucos sencillos para mantenerlas sanas mientras no estés en casa.

Junta todas tus plantas y vencerás

Junta todas las plantas que tengas en un mismo espacio. Si tienes muuuchas plantas (más de 10) tiene sentido que las juntes por grupos dependiendo de la necesidad de luz que tengan. Por ejemplo, unas podrían estar en una habitación más oscura con las persianas menos abiertas y otras en un espacio con más luz. Aunque ten en cuenta que todas las plantas necesitan algo de luz para hacer la fotosíntesis y estar sanas.

No olvides elevar la humedad del ambiente

Por otro lado, las plantas son humidificadores naturales, por lo que en su proceso de transpiración van a elevar la humedad ambiente del espacio donde estén. En consecuencia, al estar juntas todas se van a beneficiar de esta humedad elevada.

Esto es importante para todas las plantas, pero sobre todo lo es para las plantas con un origen tropical, como las arecas, kentias, chamadoreas, monsteras y tantas otras especies que tenemos en casa.

Para ayudarlas todavía más, puedes utilizar un humidificador de aire y dejarlo programado para que funcione algunas horas durante el día. ¡Tus plantitas te lo agradecerán recibiéndote bien fresquitas cuando vuelvas de tu merecido descanso!

El riego de tus plantas en vacaciones

Para esto te proponemos dos opciones. La primera es bastante básica y puede salir un poco rana, aunque es low cost total. La segunda es más fiable, aunque haya que gastarse un poco más:

1. Regar plantas con botella boca abajo: remedio casero y rudimentario donde los haya. El funcionamiento es sencillo, riegas la tierra de la maceta, después llenas de agua una botella y la introduces dentro de la tierra en la maceta con un golpe seco.

La teoría dice que el agua de la botella no debería de salir inmediatamente porque al haber regado la planta antes la superficie de la tierra está compactada y el agua debería de ir saliendo poco a poco. Nosotros hemos probado este experimento y más de una vez hemos encharcado la tierra, por lo que te aconsejamos ir a lo seguro e inclinarte por la segunda opción que te explicamos a continuación.

2. Utilizar un hidrogel para una liberación lenta de agua. Los hidrogeles pueden ser una buena solución para regar en vacaciones. Son muy fáciles de usar y pueden ir soltando agua durante bastantes días.

Eso sí, tampoco son la panacea, ya que las necesidades de riego de cada planta son distintas y los hidrogeles van a ir liberando agua sin tener en cuenta la necesidad de cada una de ellas. No obstante, más vale esto que nada y con este método te aseguras de que tu planta va a tener algo de riego en el tiempo que estés fuera de casa.

Para regar tus macetas en vacaciones te aconsejamos utilizar hidrogel de liberación lenta.

Dales de comer a tus plantas antes de irte

Aprovecha el último riego que hagas antes de irte de vacaciones para abonar tus plantas con un fertilizante líquido. De esta forma le aportarás nutrientes antes de irte y tu planta te lo agradecerá.

Pero, ¡nunca hagas esto, por favor!

  • Encharcar las macetas con agua bajo la premisa “así seguro que les dura el agua mientras yo no esté”. Si haces esto es muy probable que al llegar a casa te encuentres con nuevos seres vivos además de las plantas: los hongos. Estos últimos se habrán puesto las botas con ese exceso de agua y estarán manos a la obra ayudando a que las raíces de tu planta se pudran a toda velocidad.
  • Poner platos debajo de las macetas llenos de agua para que las raíces vayan absorbiéndola. Va a suceder algo parecido al ejemplo anterior y las raíces van a pudrirse antes o después.
  • Poner barritas fertilizantes en las macetas antes de irte. Cuidado con la liberación de nutrientes de estas barritas, ya que cuando hace mucho calor tienden a descomponerse muy rápido. En consecuencia, hay una liberación excesiva de nutrientes en el sustrato y esto es también muy perjudicial para la planta. Además, al no estar con ella, no vamos a poder reaccionar haciendo un lavado de raíces y aportando tierra nueva en la maceta, por lo que cuando volvamos puede ser demasiado tarde.

Dales mucho cariño cuando vuelvas a casa

Es hora de regresar a casa, pero, por fin, ¡nos reencontramos con nuestras plantitas! Es el momento de tomarnos algo de tiempo para evaluar cuál es su estado e intentar compensar sus carencias. 

Revisa si están muy secas, aprovecha para pulverizar con agua sus hojas y examina si ha habido exceso de riego y pueden estar formándose algunos hongos (en tal caso, aplica un tratamiento fungicida cuanto antes). Pero, sobre todo, ahora que ya sabes cómo regar las plantas en vacaciones para mantenerlas sanas, vuélvelas a colocar en su espacio favorito para disfrutar de ellas.

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!