Cómo cuidar la planta del dinero con estos consejos

cuidados-planta-del-dinero

Salud, dinero y amor. Las plantas de interior que incorporamos en nuestro hogar pueden darnos la primera y, de alguna manera, el tercero (al fin y al cabo, ¡hay que darles mucho cariño!). Pero.. ¿y el segundo elemento? Descubre todos los cuidados de la planta del dinero para conseguir, según se dice en la cultura popular, mejorar tu prosperidad económica. ¡Aunque sea solo por si acaso!

Características de la planta del dinero

Esta especie perenne cuenta con unas raíces muy fibrosas y unas hojas y ramas suculentas, preparadas para retener en su interior una gran cantidad de líquido. A ello se suma que puede llegar a medir nada menos que 50 cm, lo que lo convierte en una planta bastante robusta. 

Por otra parte, la también conocida como hiedra sueca (aunque no tiene nada de trepadora ni proviene de Suecia) cuenta con unas pequeñas flores cuyo color principal es el blanco con motitas de tonos que van del púrpura al azul. 

Y no, por desgracia (y como ya obviamente te imaginabas), las leyendas que ligan esta planta a una buena economía doméstica son, por ahora, solo eso: leyendas. Pero, en cualquier caso, si eres de los que piensan que quizá ese nombre no está ahí por puro azar, ¡compruébalo! ¿Quién sabe si, finalmente, ayuda de alguna manera a aumentar tus ahorros? 

Cuidados básicos de la planta del dinero

La planta del dinero, cuyo nombre científico es Plectranthus verticillatus, requiere de unos cuidados muy sencillos. Además, es muy resistente y, si cubres sus necesidades básicas, te acompañará durante mucho tiempo.

Luminosidad, pero no demasiada

Aunque esta planta crece en diferentes condiciones de luz, lo mejor es ubicarla en una zona que sea bastante luminosa pero sin que le dé el sol de forma directa. En caso contrario, podrían aparecen las conocidas como quemaduras superficiales en la zona de las hojas. 

Temperatura agradable

Si quieres utilizar la planta del dinero como parte de la decoración de tu hogar con plantas de interior, recuerda que la temperatura perfecta para ella es de 20ºC, lo normal dentro de cualquier hogar.

Aunque es capaz de aguantar cambios de en el termómetro tanto hacia arriba como hacia abajo, si esos picos se alejan mucho de su temperatura ideal, lo mejor es resguardarla del frío o el calor extremos.

Mejor menos que más en el riego

Uno de los principales cuidados para la planta del dinero se basa en un riego moderado. Sus hojas son capaces de almacenar una gran cantidad de agua, por lo que con regar una vez por semana durante los meses de verano y una vez cada 15 días en invierno será más que suficiente. Y no te preocupes si crees que la has regado poco, ya que lo que sí puede acabar con esta planta es el encharcamiento derivado de un exceso de agua. 

Si lo ves necesario, usa fertilizante

Aunque no es estrictamente necesario, sí es verdad que puedes usar un poco de fertilizante líquido con el agua del riego para fomentar el crecimiento de estas plantas. En invierno no es necesario que la abones, mientras que en primavera y verano lo puedes hacer una vez cada 30 días. 

Poda controlada, planta feliz

Si quieres que esta se convierta en una de tus plantas favoritas, poda aquellas hojas y zonas que se encuentren en mal estado cada vez que las veas. Pero recuerda, solo se trata de una poda de mantenimiento. Es decir, si recortas demasiado puede que tu planta acabe hecha una pena. 

Ahora que conoces los sencillos cuidados de la planta del dinero, quizá estés más cerca de hacerte con una de ellas y (¿quién sabe?) ¡quizá de mejorar tu prosperidad económica! Comparte este artículo en tus redes sociales para que tus amigos también conozcan esta especie que atrae la fortuna. 

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!