Los cuidados que necesita la palmera areca

cuidados-areca

¿Quién dice que no puedes tener un pedacito de jungla en casa? Porque con esta planta, es justo lo que vas a conseguir. Descubre cuáles son los principales cuidados de la areca en maceta y disfruta de una planta increíble… ¡durante muchos años!

Necesitarás espacio, el que avisa… Esta planta, aunque llegue a tu casa con unos 110 cm de altura si te haces con ella en Homy Jungle, puede llegar a medir hasta 2 m si la atiendes correctamente. Como lo lees. Además, sus hojas divididas en numerosos folíolos pueden llegar a medir casi tanto como la propia planta. 

A la areca también se la denomina palmera bambú porque cuenta con un tronco anillado que recuerda al bambú. Su origen son las selvas tropicales de Madagascar, lo que ya nos va dando alguna pista sobre cuáles deben ser sus condiciones de riego e iluminación.

Video

Areca lutescens

34,99 (IVA incluido)

Riego

Mientras el sustrato esté húmedo, esta planta vivirá feliz. Pero, ojo, que hemos dicho húmedo, no encharcado. Por eso es tan importante que el sustrato cuente con un buen sistema de drenaje. En cualquier caso, riégala cada 3 o 6 días en función de si es verano o invierno y verás que se mantiene sana, fuerte y saludable. 

Si ves que sus hojas se ponen marrones, puede ser que le falte riego, sobre todo si al tocar el sustrato lo notas completamente seco. No obstante, este problema de las hojas también puede deberse a un exceso de agua, lo que notarás por el sustrato ligeramente encharcado. 

Iluminación

Entre los cuidados de las dypsis lutescens destaca la ubicación de la maceta en una zona con mucha iluminación pero sin luz directa del sol.

Esto la convierte en una planta de interior (que, sin embargo, tiene la exuberancia de una típica de exterior) perfecta para cualquier hogar.

De hecho, si sus hojas se exponen demasiado tiempo a la luz solar directa, pueden llegar a quemarse

Temperatura y humedad

Tropical. Así hemos dicho que es la selva de la que proviene esta magnífica especie. Así que le encantan los espacios cálidos y húmedos. Intenta mantenerla en una temperatura que esté entre los 18ºC y los 25ºC y con una humedad ambiental considerable. Si vives en una zona especialmente seca, puedes utilizar un humidificador o pulverizar agua sobre sus hojas un par de veces al día durante el verano. 

Abono

Esta planta necesita una buena cantidad de abono, sobre todo en la época más cálida del año. Te recomendamos que, durante esos meses estivales, le apliques abono para plantas tropicales una vez cada dos meses. Así se mantendrá verde, firme y sana durante muchísimo tiempo. 

Ahora que conoces los cuidados de la areca, ¿te animas a tenerla como nueva compañera de piso? Comparte este artículo en tus redes sociales para que cada vez más personas disfruten de tener plantas tan exuberantes como esta en casa. 

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!