¿Cuándo regar las plantas? Resolvemos tus dudas

cuando-regar-las-plantas

Menos es más. Ese es el principio general para saber cuándo regar tus plantas. Es decir, si tienes dudas, mejor aplicar menos riego que demasiado. Pero para que no ocurran ninguna de estas dos situaciones, vamos a darte algunos consejos para que sepas diferenciar en qué momento piden agua… ¡y cuándo comienzan a ahogarse!

Cómo saber cuándo es mejor regar las plantas

Cada especie es un mundo. Infórmate a fondo de cada una de las que tienes en casa, porque seguramente tendrán diferentes necesidades de riego. Pero en líneas generales, puedes guiarte por los consejos que te damos en las próximas líneas. 

Las plantas típicas de zonas secas, como los cactus, aguantan muy bien los períodos de sequía, pero llevan bastante mal el exceso de riego. Así como las crasas o suculentas, tampoco suelen tolerar un exceso de humedad en sus hojas

En estos casos lo mejor es no encharcar nunca el sustrato. Además, es muy importante incorporar un buen drenaje para que la tierra pueda desechar el exceso de humedad siempre que sea necesario. 

Para saber cuándo regar tus plantas lo mejor es que te informes a fondo sobre las necesidades de cada una de las especies que tienes en tu hogar. 

Por otro lado, las especies procedentes de zonas tropicales, suelen estar muy a gusto con cierto nivel de humedad en sus hojas y en su sustrato. De hecho, si las colocas en zonas especialmente soleadas, recuerda que su riego debe ser más recurrente. 

Otro aspecto general a tener en cuenta es que en los meses de otoño e invierno, las plantas entran en un estado en el que requieren de mucha menos agua y nutrientes. Pero en primavera y verano este proceso se invierte, por lo que sus necesidades aumentan. 

Cómo saber si mis plantas necesitan más agua

Para saber mejor cuándo es mejor regar las plantas, lo mejor es observarlas constantemente. Cuando los bordes de las hojas amarillean y se secan, es probable que tu clorofílica amiga esté pidiendo a gritos un poquito más de agua. 

Otro detalle en el que debes fijarte es el estado del sustrato. Si al introducir el dedo en él unos 2 o 3 cm notas que la tierra está seca e incluso un poco quebradiza, esa planta necesita un poco de riego. Sigue esa norma incluso para aquellas más resistentes a la sequía. 

Síntomas de que las plantas reciben demasiado riego

Uno de los errores más comunes a la hora de decidir cuándo se riegan las plantas es hacerlo en exceso. Esto puede derivar en que las raíces se pudran o sean atacadas por hongos. Para evitarlo, estate pendiente del estado del sustrato. De hecho, lo mejor es que no riegues nunca si al tocar con el dedo la tierra o introducir un lápiz ves que se quedan demasiados restos pegados, ya que eso indica un exceso de humedad. 

Los principales síntomas de que una planta recibe demasiado riego son la caída lánguida de las hojas o de los tallos y, como ya hemos comentado, los signos de pudrición. Estos se ven claramente en la zona del sustrato, pero también pueden aparecer como manchas oscuras por el ataque de hongos. 

¿Aún te quedan dudas sobre cuándo regar tus plantas? Pues recuerda que con el Homy Medium Pack y el All-in jungle te notificarán por WhatsApp o e-mail de sus propios cuidados. Así las regarás siempre que lo necesiten, ni más ni menos. 

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!