¿Qué cuidados necesitan los helechos de interior?

cuidados-helechos

Bonitas y exuberantes. Así son las plantas de las que vamos a hablar hoy. Los cuidados de los helechos, como vas a ver en las próximas líneas, no son muy complejos. Y teniendo en cuenta lo bonitas que quedan tanto en macetas colgantes como sobre cualquier mesa de la casa, ¡merecen mucho la pena!

Humedad

Como ya habrás adivinado, a estos helechos les encanta la humedad. De hecho, es una de las condiciones fundamentales para que se puedan reproducir correctamente.

Por eso las plantas como el helecho de Boston deben ubicarse en zonas como los baños. En este ambiente cálido y húmedo es ideal para ellas.

 

¡Oferta!
VÍDEO

Nephrolepis exaltata

17,99 15,99 (IVA incluido)

Eso sí, no olvides colocarlas en un lugar que no esté cerca del aire acondicionado o la calefacción. Estos sistemas resecan mucho el aire, lo que puede dañar gravemente las hojas. En cualquier caso, si lo quieres poner en una zona que no sea especialmente húmeda, siempre puedes poner cerca un humidificador. 

Iluminación

La luz indirecta es ideal para cuidar tus helechos. Es más, los rayos solares directos no convienen en absoluto a tu clorofílica amiga, ni siquiera una hora al día. Por eso en los bosques suele crecer debajo de los árboles, donde pueden darle la cantidad de sombra que necesita. 

El cuidado de los helechos se basa en mantener un ambiente húmedo, cálido y con luz indirecta, como el que puedes tener en la zona del baño.

Temperatura

Como ya hemos comentado, a los helechos les gusta las zonas más o menos cálidas. Tanto es así que por debajo de 15ºC ya no crecen bien.

Pero si consigues colocarlas en un lugar que mantenga unos 20ºC estables, tus plantas estarán en perfecto estado.

Riego

Mantener la tierra húmeda (no encharcada) es uno de los cuidados básicos de los helechos de interior. Por eso debes regarlos cada dos días.

Pero si sigues nuestro consejo y las colocas en el baño puedes llegar a los 4 días sin riego en la época más fría del año. 

Trasplante y poda

En caso de que veas algunas zonas secas o dañadas en tu planta, hazte con unas tijeras de podar afiladas (y previamente desinfectadas) y corta las hojas afectadas. Y si ves que la maceta se le está quedando pequeña a la planta y ya no puede crecer más, apuesta por una de mayor tamaño. Para ayudar a tu planta a que el cambio no sea tan duro, utiliza un poco de fertilizante específico para helechos después del trasplante. 

¡Y ya lo tienes! Ya sabes todo lo que necesitas sobre los cuidados de los helechos. Ahora te toca a ti tener uno en casa y darle todos los mimos que se merece para que te alegre la vista cada día. Y si quieres que sea tu propia plantita la que te avise de sus cuidados para que no se te pase ni uno, recuerda apostar por el Homy Care Pack al comprarla en Homy Jungle. 

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!