Cómo limpiar las hojas de las plantas

como-limpiar-las-hojas-de-las-plantas

¿Has echado un vistazo a tu planta y has visto ese “polvillo” en sus hojas? Porque ellas también necesitan un lavado de cara de vez en cuando, te contamos cómo limpiar las hojas de las plantas de interior

¿Por qué es importante limpiar las hojas de las plantas?

¿No te pasa que al entrar en un lugar con exceso de ácaros te pones a estornudar? ¿Y qué nos dices de esos mocos que no te quitas de encima durante el otoño? A las plantas les pasa algo parecido cuando sus hojas se convierten en recipientes de cientos de motas de polvo y gérmenes presentes en el aire. 

El problema llega cuando nuestras plantas tienen las hojas tan sucias que se ahogan y no pueden realizar su famosa fotosíntesis. Para que tu planta pueda respirar bien hay que echarle un agua más allá del riego de rigor. ¡Ellas también se lo merecen!

Con qué limpiar las hojas de las plantas 

Como toda tarea, existe la vía rápida y la más meticulosa a la hora de limpiar las hojas de las plantas. Si empezamos por la facilona, puedes llevarte tu planta al lavadero y utilizar agua a temperatura ambiente para lavarla. Ni muy caliente, ni helada. Si se trata de una planta pequeñita, puedes meterla directamente en un barreño con agua. Eso sí: ¡Ni se te ocurra trasladarlas directamente de su baño a los rayos de sol directamente! La podrías dañar quemando la hoja. Ante todo, equilibrio. 

Limpiar nuestras plantas es necesario para impedir que se ahoguen por exceso de polvo y puedan realizar la fotosíntesis correctamente. 

La segunda opción para limpiar las hojas de tus plantas es más amorosa. En el caso de plantas de grandes hojas como la costilla de Adán o el ficus lyrata, podemos usar una bayeta de toda la vida, humedecerla, escurrirla y limpiar una a una las hojas de nuestra planta. En caso de que la capa de polvo sea más grande de lo que imaginabas, puedes usar una gotita de agua con jabón (pero lo justo) y frotar. 

Ahora seguro que te preguntas: sí, sí, ¿pero y los cactus? Don’t worry! Como no queremos pincharnos con las púas, lo mejor es hacerse con un pincel y pasarlo por entre los huecos suavemente, como haría Frida Kahlo. Como consejo extra, no mojes el pincel, ya que plantas como los cactus no soportan bien la humedad por poca que sea. 

Trucos para que brillen las hojas de las plantas

Porque no siempre significa lo mismo que limpiar, y tú lo que quieres es saber cómo dar brillo a las hojas de las plantas para que estén tan radiantes que te deslumbren cuando entres en casa. Pues no te creerás cómo puedes conseguirlo. Para que brillen más, nos hacemos con un trapo y lo mojamos en una mezcla de agua y…. ¡cerveza! Aunque otras personas a veces utilizan aceite de oliva o incluso leche. 

Además, puedes aprovechar para quitar aquellas hojas secas o amarillas que puedan afectar al resto de la planta. Si no puedes arrancar la hoja con facilidad, utiliza unas tijeras bien limpias

Con una buena limpieza y estos consejos sobre cómo limpiar las hojas de las plantas conseguirás la mejor definición de ‘komorebi’, una expresión japonesa que significa “la luz del sol que se filtra a través de las hojas.” ¿¡Cómo te quedas!?

Abrir Whatsapp
1
¿Con dudas sobre tu planta ideal?
¡Pregúntanos!